Mariela Ferreyra elaboró un proyecto de ley para la gestión ambiental de pilas y baterías

La diputada provincial Mariela Ferreyra, del Bloque Frente de Todos – Partido Justicialista, presentará esta semana un proyecto de ley que tiene por objeto no solo garantizar la gestión ambiental de pilas y baterías en desuso, considerándolas como residuos sólidos urbanos sujetos a manejo especial, sino también la recuperación de la mayor cantidad de sus componentes mediante distintos procesos de reciclaje.

Aunque la legisladora ponderó los avances de la Ley provincial N° 5.954 denominada Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos (GIRSU), sostuvo que “en la actualidad nos encontramos ante la inexistencia o falta de un tratamiento específico de los residuos inorgánicos, particularmente los provenientes de electrodomésticos y de aquellos que facilitan energía a los diversos dispositivos para su funcionamiento eléctrico, como pilas y baterías”.

Refirió luego que “si bien la Ley provincial N° 5011 adhirió a la Ley nacional de Residuos Peligrosos N°24.051, lo cierto es que con respecto a las pilas y baterías ha dejado un vacío normativo en la temática en cuestión”. “Esta situación constituye un problema de gran envergadura, debido a las consecuencias nocivas que se producen en la salud de las personas y en el medio ambiente”, apuntó.

En tal sentido, refirió que “resulta vital contar con un Plan de Gestión Ambiental para pilas y/o baterías en desuso, donde se establezca todas y cada una de las actividades destinadas a recolectar, transportar, valorizar, tratar y disponer los residuos de las mismas, minimizando al máximo el impacto que estas generan en el ambiente y la salud de las personas”.

“Las pilas y baterías, una vez finalizada su vida útil, no son residuos inocuos. Todos los tipos de pilas y baterías deben ser tratados y reciclados con la mejor tecnología disponible y separados del flujo de los residuos domiciliarios comunes o en su defecto dispuestos de manera segura”, detalló, al tiempo de remarcar que los efectos negativos de ellas impactan directamente sobre la salud de las personas y el medio ambiente, por contener un alto grado de toxicidad”.

Explicó que el proyecto busca facilitar su recolección selectiva y su correcto tratamiento y reciclaje, con la finalidad de reducir al mínimo su peligrosidad, evitar la eliminación de las pilas y acumuladores usados en los residuos urbanos sin ningún tratamiento, y establecer parámetros generales para la recolección, tratamiento, reciclaje y eliminación de los residuos de pilas y acumuladores promoviendo un alto nivel de recolección y reciclaje de los mismos.

Por último, Ferreyra manifestó que este proyecto otorga beneficios y ventajas para la sociedad jujeña en su conjunto y que, por lo mismo, anhela que el cuerpo parlamentario lo sancione como ley para que se pueda comenzar a trabajar urgentemente en esta problemática ambiental y sanitaria que genera el no contar con una legislación específica para el tratamiento de estos residuos sólidos peligrosos.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.